UNA OPCIÓN ECOLÓGICA

Las regulaciones medioambientales cada vez más estrictas en las principales ciudades europeas imponen unos requisitos más exigentes, tanto para las emisiones atmosféricas como para los niveles de ruido de los vehículos que trabajan en zonas urbanas. Optar por un vehículo eléctrico sobre el que montar nuestra plataforma aérea es una respuesta directa a esos requisitos. Tenemos disponibles diferentes opciones híbridas como fuente de alimentación del elevador, éstas incluyen paquetes de baterías de iones de litio o de VRLA GEL, disponibles para su instalación en furgones, pickups y camiones, en configuraciones para 12 y 48 voltios.

REDUCCIÓN DE RUIDO Y EMISIONES

Este sistema de alimentación hibrido, equipa al vehículo con un motor eléctrico y un paquete de baterías, ofreciendo una alternativa ecológica a una plataforma aérea cuya única fuente se genera a través del motor de combustión del vehículo.

El motor eléctrico disminuye en gran medida la producción de ruido y elimina todas las emisiones producidas por un motor de combustión, ya que éste permanece apagado durante los trabajos sobre la plataforma.

Optando por una plataforma aérea equipada con un sistema híbrido, podrán optar como fuente de alimentación del elevador tanto la proporcionada por del motor eléctrico como la convencional a través del motor de combustión. El vehículo se alimenta a través del motor de combustión diésel.

PAQUETE DE BATERÍAS DE IONES DE LITIO

El paquete de baterías de iones de litio puede proporcionar la capacidad para trabajar durante un día en condiciones normales, se puede recargar durante la noche y estará operativo para el día siguiente. Estas baterías soportan unos 2000 ciclos de recarga antes de que su capacidad disminuya al 80% y peso de esta configuración varía entre 90 y 180 kg dependiendo de la capacidad específica.

El motor eléctrico y todas las celdas de la batería se almacenan en un armario entre el pedestal y la cabina, ocupando una porción limitada del valioso espacio interior del furgón.

Las baterías de iones de litio son significativamente más livianas que las baterías de VRLA GEL que son utilizadas en los sistemas híbridos montados sobre camiones, de forma que, para una capacidad similar, el peso con baterías de iones de litio se reduce a un tercio del anterior.